BIOPSIAS POR CONGELACIÓN

 

PRINCIPIO O FUNDAMENTO:
 

La técnica de la biopsia por congelación se basa en reemplazar el procesamiento y coloración de las muestras por un procedimiento corto, de pocos minutos mediante la inclusión del tejido en fresco en un gel que reemplaza la parafina compuesto por polietilen glicol y alcohol polivinilo. El rápido congelamiento de éste medio permite realizar el corte y coloración del tejido inmediatamente y obtener una lámina histopatológica apta para ser diagnosticada en pocos minutos.
 
 
IMPORTANCIA CLÍNICA:
 
La biopsia por congelación constituye un aporte clave durante el procedimiento quirúrgico de un paciente. El diagnóstico obtenido por éste método permite al cirujano decidir intraoperatoriamente la conducta quirúrgica a seguir en forma inmediata. Es útil en los casos de una lesión neoplásica en la que se necesite determinar si es benigna o maligna, igualmente es importante en determinar si un borde de resección de un tumor es positivo o no.
 
 
REQUISITOS DE LA MUESTRA:
 
La muestra debe recibirse en fresco, sin ningún tipo de fijación y ser remitida al laboratorio de patología tan pronto sea extraída del paciente en el quirófano. Necesariamente debe ser tejido blando (no óseo) para permitir su corte inmediato.

 

 

Regresar a Patologia